[Cine][list]
[Revistas][bleft]

Lali Espósito: "Se me hizo muy feo ver lo equivocado que podés estar"

Entrevistada por La Nación, Lali Espósito hablo de la fama, del amor, de tener los pies en la tierra... estará cerrando su gira A bailar en el Luna Park, con dos fechas y una megaproducción hecha a medida para encantar a sus fans. Tuvo que ensayar nuevas y complicadas coreografías al tiempo que rodaba la película que la tendrá muy pronto en los cines, Permitidos, con Martín Piroyansky, y sin abandonar por completo la preproducción de su segundo disco, que saldrá en mayo.


-Hay como una cosa de inconsciencia que agradezco tenerla naturalmente. Soy culpable en el buen sentido de eso y la gente con que la que trabajo también. Hay como una normalidad. No me asusta la fama, al contrario, abro los brazos a ese público nuevo, más chicos y más grandes. Hago muchas cosas, entonces que venga público de todos lados lo tomo, lo abrazo, genial. Me gusta ser una artista completa, lo más que pueda, siempre. Por eso tengo inquietudes en todas las ramas. Algún día no te sorprendas que empiece a estudiar psicología que es algo que quiero hacer pero no tengo tiempo.

-Debe haber momentos en que los aplausos se suben a la cabeza. ¿Cómo se controla el ego?

-Pienso en Messi, ya está, él es famoso en serio. Pensá en Madonna. No hay que confundirse.

-¿Quién te puso los pies en la tierra?

No sé quién. le echaría la culpa a mis padres. Pero me hago cargo de que pienso de ese modo, nadie me hizo pensar así, empecé a vivir éxitos los de Cris y nunca, pero particularmente en los grupos con los que trabajé, todos tienen este pensamiento. Hay algo muy angelado de que compartí mucho con gente muy piola. Con gente que no es piola también, que me enseñó lo que no quiero ser. Se me hizo muy feo ver lo equivocado que podés estar, muy evidente la parte fea de creérsela y le escapé a todo comentario o pensamiento que me haga pensar que soy una genia. Yo soy muy exigente, siempre creo que le falta para estar bien. Está buenísimo pero puede estar mejor.

-¿Qué cosas raras te pasan por la fama?

-Todo. Todo es muy loco. Hay una cosa muy simpática que es como que sos un familiar. Yo soy la hija, entonces te agarran "mamita, cómo estás", y te abrazan y vos... Eso es loco pero es muy agradable. Después es más raro que cuando se arma la bola porque entraste a un restaurante y vos estás con la cabeza en que fuiste a comprar ravioles. Y se arman situaciones que sos medio lobo marino de la rambla de Mar del Plata, es más incómodo, te sentís un poco zoológico. Pero tratás de entender que por ahí para el otro es divertido verte.

-¿Cómo convivís a diario con la fama? Hay muchas cosas que no podés hacer...

-La ideal es armar la vida para no pasarla mal. No voy a un shopping un sábado a las dos de la tarde. Trato de no perder la parte de silencio.

-Pero... ¿vas al shopping?

-No soy mucho de ir al shopping, pero hago las compras, las hago yo, porque si no no como, y porque no quiero perder como la realidad.

-La gente debe esperar de vos que seas siempre graciosa...

- Totalmente. A veces tenés un mal día, estás mal y te dicen "ah, sos más simpática en la tele". A la gente le cuesta verte como un ser normal... Que te pasan cosas. Lo entiendo. Pero no me exijo ser graciosa todo el tiempo. Me gusta pasarla bien yo. Me levanto de buen humor, trabajo con mi equipo de buen humor, ponemos música, busco energías que hagan bien.

-¿Cómo manejan el tema redes sociales con Mariano [Martínez, su novio]? ¿Debaten qué subir y qué no?

-El debate interno surge desde con qué decisión la vamos a pasar bien. Somos los dos muy perfil bajo en lo personal. Ahora yo estoy en un momento que hay muchas noticias, por suerte, porque estoy trabajando mucho. No estoy tan acostumbrada a hablar de lo que me pasa a mí en mi vida personal. No tengo problema en responder porque también es parte de lo que soy, pero tampoco abro tanto el juego. Siento que tengo una vida privada, sé lo que pasa en mi pareja, cómo somos, las cosas que compartimos. El día que pierda lo íntimo, no sé cómo reaccionaría ante eso, porque me gusta mi intimidad. Te puedo hablar sin problema de Mariano porque estoy tranquila de que tengo una intimidad. Si no la tuviera me costaría más contestarte. Somos tranquilos a la hora de lo que mostramos públicamente. El otro día subió una foto re linda de los dos por el día de la mujer porque soy la novia. ¿Y qué? ¿Me va a ocultar? Lo hace, pero no hace de más.

La nota completa en La Nacion
Deja tu comentario
  • Blogger Comenta usando Blogger
  • Facebook Comenta usando Facebook
  • Disqus Comenta usando Disqus

No hay comentarios :

Gracias por brindarnos tu opinión. Te pedimos que lo hagas con respeto hacia los demás y utilizando todas las letras, así podemos entendernos mejor. Saludos.


.
.
.
.